Freno a los catarros y a la gripe

Hoy os hablamos de algunos remedios para intentar poner freno a los catarros y a la gripe.

Refuerza las defensas de los niños

Buena Alimentación frente a la gripeLos niños son más susceptibles durante los meses de otoño e invierno porque el aire frío y la calefacción de los ambientes cerrados secan sus membranas nasales, lo que facilita la entrada de microorganismos como virus y bacterias. Además, cuando hace frío, pasan más horas en el interior de los edificios, donde los microorganismos se pueden propagar con más facilidad de una persona a otra.

La mayoría de los niños tienen, en promedio, entre seis y diez resfriados al año. En las familias con niños que van a la guardería o a la escuela, el número de resfriados puede alcanzar a los 12 por año.

 

Una buena alimentación

Una alimentación lo mas variada posible con productos de la estación y de proximidad, preferiblemente frescos, esto ayudara a toda la familia a preparar las defensas y especialmente a los niños.

Con ello se conseguirá en la disminución de las infecciones, el aumento del consumo de grasas saturadas, azúcares procesados y la disminución de la ingesta de verduras, frutas, pescado y legumbres, repercuten negativamente en el sistema inmunológico del niño. Además con la llegada del otoño, es importante complementar la dieta equilibrada con complementos alimenticios para reforzar las defensas. Así, con el cambio de estación, los niños deberían tomar vitamina C, equinacea, propóleo, jalea real etc.

Complemento imprescindible: el propóleo

A principios de nuestro siglo la medicina reconoció “oficialmente” en el propóleo propiedades terapéuticas. El propóleo es un conjunto de sustancias resinosas, gomosas y balsámicas, de consistencia viscosa que las abejas recogen de diversas plantas para ser llevadas a sus colmenas.

Allí, son parcialmente modificadas  por las secreciones de las abejas para utilizarlas como cimiento para la colmena, ya que les protege de hongos, bacterias y otros invasores.

PropóleoEl propóleo contiene una gran variedad de elementos: Aminoácidos, vitaminas, minerales, etc. Entre todos estos compuestos destacan los bioflavonoides. El propóleo en estado bruto contienen 500 veces más bioflavonoides que las naranjas, los cuales son considerados hoy en día beneficiosos en estados de convalecencia. No obstante, estudios científicos llevados a cabo por diversos investigadores en todo el mundo han demostrado que el efecto del propóleo se consigue gracias a la acción sinérgica de todos sus componentes.

Por su composición y propiedades suele recomendarse en caso de afecciones respiratorias recurrentes o en cualquier situación en la que las defensas del organismo están bajas.

Hace 600 años a.c. los egipcios observaron en el propóleo la capacidad de evitar la descomposición de los cadáveres, utilizándolo en la técnica de embalsamar. Ayudan a protegernos de la exposición a distintas formas de radiación y a los contaminantes químicos: tanto de sus efectos secundarios acumulativos como de la disminución de substancias vitales para nuestro organismo, como anticuerpos o nutrientes en sangre.

Una dosis moderada de miel con propóleo puede ser una cura muy efectiva para preparar nuestro organismo para el próximo cambio de estación. Septiembre es el comienzo de nuestro verdadero ciclo anual: retomamos el trabajo, las obligaciones diarias o los colegios y esto puede suponer estrés, resistencia o cansancio lo cual incide en nuestros sistema inmunológico.

Si necesitamos un acopio extra de fuerzas, podemos asociar además una dosis pequeña de jalea real y polen de abejas a la mezcla. Estas substancias ricas en nutrientes tienen virtudes regenerantes y fortificantes a nivel físico y mental y si las tomamos a la vez en una dosis baja favorecemos el equilibrio de nuestro sistema endocrino.

¿Cómo tomarlo? Durante 2, 3 o 4 semanas antes del desayuno, todo a la vez. Nuestra dosis sugerida: una cucharada de postre de miel con unas gotas de propóleo (3 a 10 gotas de extracto, según la concentración) y opcionalmente una dosis de jalea real fresca + una cucharada de moka de polen multifloral. Es importante disolver lentamente todos los ingredientes en la boca durante 5 minutos y también elegir substancias de calidad muy alta, que preferiblemente estén certificadas ecológicas.

Propóleo para el bebé¿Y los niños? la mitad de la dosis disuelta en un zumo (mejor de pomelo) y tiempo diario de juego al aire libre es una buena forma fortalecer su sistema inmunológico para la vuelta al colegio.

Si desea adquirir nuestros productos de própolis y jalea real, pueden verlos en el siguiente enlace: http://www.tienda.sleimy.es/21-propolis-y-jalea-real-.

Deja un comentario