Dieta Macrobiotica

La alimentación macrobiótica está basada en el desarrollo y mantenimiento de un equilibrio dinámico entre las dos tendencias primarias que se encuentran en el universo. Elaboramos tu dieta adaptada a tus necesidades.

Descripción

Estas dos fuerzas básicas, conocidas en el Oriente como yin y yang, son las tendencias universales que gobiernan a todos los fenómenos. Por ejemplo, en la tierra estamos constantemente recibiendo una fuerza hacia abajo que viene del sol, las estrellas, los planetas y las constelaciones, que empuja a todo hacia la superficie del planeta y hace que la tierra gire y se mueva alrededor del sol. Al mismo tiempo, la tierra, debido a su rotación, genera una fuerza opuesta de expansión o centrifuga.

Se describe la fuerza hacia abajo o centrípeta como la fuerza del cielo, mientras que la fuerza opuesta o de expansión es referida como la fuerza de la tierra. Cada movimiento crea sus tendencias físicas respectivas. Por ejemplo, la fuerza centrípeta o yang ( D ) crea la concentración, la densidad, la pesadez, el movimiento rápido y la temperatura alta. La fuerza centrifuga o yin ( Ñ ) crea la expansión, la difusión, la ligereza, el movimiento más lento y la temperatura baja. También, en sus extremos cada fuerza se convierte en su opuesto, como la alta temperatura provoca la expansión y la baja temperatura, la contracción.

La salud es el resultado de mantener un equilibrio dinámico entre yin y yang en nuestra alimentación y estilo de vida diarias.

Nuestra visión debería ser global. Hoy en día el estudio del cuerpo se llama fisiología, mientras que el estudio de la mente se llama psicología y son consideradas como ciencias separadas. Además, cada órgano o parte del cuerpo se consideran por separado y se crea para cada parte todo un campo de especialistas. Por ejemplo, si una persona tiene dolor de oído, irá a un especialista en oídos. Sin embargo, los oídos están relacionados orgánicamente con otras partes del cuerpo y si hay un problema con estos órganos es porque las otras partes del cuerpo no están funcionando bien.

A las personas que sufren afecciones de la piel, se les recomienda que vayan a un especialista de la piel, pero esta actitud suele pasar por alto las alteraciones internas más profundas que producen enfermedades de la piel, tales como la insuficiencia hepática, la insuficiencia renal o afecciones intestinales y digestivas.  

Actualmente nos encontramos en medio de un rápido deterioro de la calidad biológica, psicológica y espiritual de la humanidad, lo cual se refleja en el incremento progresivo de la incidencia de enfermedades degenerativas, enfermedad mental e inarmonía social. 

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.