Dieta Lacto-Ovo-Vegetariana

Aporta todos los nutrientes necesarios que precisa al ser humano: Vitaminas, sales minerales, hidratos de carbono, grasas, proteínas y todos los aminoácidos esenciales. Además en una relación más equilibrada en los alimentos de origen vegetal que en los de origen animal. Te elaboramos tu dieta adaptada a tus necesidades.

Categoría:

Descripción

Aporta todos los nutrientes necesarios que precisa al ser humano: Vitaminas, sales minerales, hidratos de carbono, grasas, proteínas y todos los aminoácidos esenciales. Además en una relación más equilibrada en los alimentos de origen vegetal que en los de origen animal. No fatiga a las vísceras por su escaso contenido tóxico, permitiendo que éstas funcionen correctamente hasta edades muy avanzadas.  

Las digestiones son más ligeras, pues los alimentos vegetales se digieren mejor y más rápidamente. Favorece la circulación y la limpieza de la sangre por su alto contenido en sales minerales y su escaso contenido en grasas saturadas. Evita el exceso de colesterol, ácido úrico, urea, etc.

Su elevado contenido en celulosa estimula el movimiento peristáltico del intestino, favoreciendo la normal circulación de las heces y evitando el estreñimiento. Al sufrir menos el efecto de excitantes, la energía del cuerpo no se ve alterada y es controlada y utilizada por el organismo con mayor equilibrio.

No produce putrefacción en el intestino al no ser rica en proteínas (la causa de la putrefacción intestinal es el exceso en consumo proteico). Al predominar los carbohidratos se producen en el intestino los gérmenes que provocan la fermentación de los alimentos, menos nociva.  

 Se evita la influencia hormonal y emocional que transmite la carne del animal. Con una alimentación libre de carnes animales se da el primer paso hacia el dominio de uno mismo.  

 Posiblemente, si cada hombre tuviera que matar para comer disminuiría notablemente el consumo de animales. Cualidades como la justicia, el amor y la conciencia hacen que el ser humano se aleje por naturaleza del sacrificio de otro ser para su propio beneficio.  

 La alimentación lacto-ovo-vegetariana no produce ningún déficit, siempre que sea variada; es más, es la alimentación convencional actual la que carece de elementos como las vitaminas, sales minerales y las grasas insaturadas.   

Hipócrates dijo “Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”.

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.