¿Por qué utilizar cosmética ecológica sin tóxicos? ¿Que es la cosmética natural? Diferencias entre natural y ecológico?

Cada día son más las personas que se informan y cambian al consumo de la cosmética ecológica ¿porque? Os vamos a explicar rápidamente que es la cosmética ecológica, las diferencias con la cosmética natural, cuales los tóxicos de la cosmética y cómo perjudican nuestra salud y la de los más pequeños. 

Muchas personas piensan que orgánico y natural son lo mismo, esto implicaría que los productos no llevan químicos sintéticos y dañinos, pero… cual es la verdad? 

La realidad es que NO! no son lo mismo. El término “natural” tiene un significado engañoso ya que no está regulado; natural se le puede llamar a cualquier producto que contenga un extracto de planta, incluso aunque dicho ingrediente esté presente como el último del listado. No importa qué otros ingredientes contenga, si son de origen vegetal, o 100% sintéticos, o contengan parabenos, derivados del petróleo, siliconas o plomo etc…En la cosmética natural  nadie revisa los productos naturales, no hay inspecciones y no se les exije unos mínimos, aquí radica el principal problema: natural como definición de un cosmético no tiene valor alguno.

Cada vez son más las personas que se están dando cuenta de los peligros que encierran los cosméticos convencionales”, explica Montse Escutia, secretaria general de la Asociación Vida Sana. Pero, ¿cuáles son estos peligros? “Los cosméticos convencionales son un cóctel de sustancias químicas. Algunas de ellas se han evaluado y presentan riesgos para la salud. Las personas no somos conscientes de que nuestra piel también absorbe estos productos y pasan al torrente sanguíneo sin ninguna barrera. Además, los cosméticos están diseñados para que aumente la penetración y desde que se ha desarrollado la nanotecnología todavía más porque se trabaja con sustancias de un tamaño muy pequeño.

¿Por qué productos ecológicos?

Actualmente no existe en ningún país del mundo una definición oficial de lo que se considera cosmética ecológica y cosmética natural. Siguiendo el modelo del sector de la producción de alimentos ecológicos, diversas entidades privadas empezaron a definir normas y compromisos sobre lo que debería ser un cosmético natural y ecológico. Hoy en día existen diferentes normas pero básicamente todas cumplen los siguientes principios:

  • La mayor parte de los ingredientes son naturales o de origen natural. Estamos hablando de un mínimo del 90%.
  • No se incluyen materias primas, especialmente compuestos químicos, sobre los que existen dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o la salud de las personas.
  • Utilizan procesos de transformación y elaboración respetuosos con el medio ambiente.
  • Se permiten ingredientes de origen animal siempre que no sean derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético.
  • No están testados en animales ni el producto final ni ninguno de sus ingredientes.
  • No se admiten ingredientes ni procesos que impliquen el uso de tecnologías controvertidas como organismos modificados genéticamente (OGM), nanotecnología o irradiación.
  • Se suelen utilizar embalajes eco-responsables, reciclados y/o reciclables.

Diferencias principales entre la cosmética ecológica y la cosmética natural.

El agua suele ser el principal ingrediente de un producto cosmético. Pero la mayor parte de materias activas se derivan de plantas y animales. Los ingredientes de origen animal y vegetal pueden estar certificados como ecológicos si cumplen el Reglamento CE 834/2007. Si el cosmético contiene un porcentaje mínimo (alrededor del 95%) de ingredientes de origen vegetal y/o animal ecológicos certificados se considera “cosmética ecológica”. Si no cumple este requisito estamos hablando de “cosmética natural”.

Existen además cosméticos naturales que llevan un porcentaje de ingredientes ecológicos inferior al 95%. En ese caso el fabricante puede indicar qué porcentaje de ingredientes ecológicos contiene el producto. 

Fuente: http://ecoestetica.org/

CADA DÍAS MÁS PERSONAS CAMBIAN SU ESTILO DE VIDA Y PASAN A LOS PORDUCTOS ECOLÓGICOS.

Los productos llamados naturales han entrado con fuerza en el mercado cosmético. Cada día hay más consumidores que se sienten atraídos por la alta calidad y riqueza en activos de las formulaciones ‘eco’.“Además, en una sociedad cada vez más concienciada con la preservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible , los cosméticos naturales son una opción de cuidado personal respetuoso con el entorno durante todo su proceso de elaboración”, explican desde Red Ecoestética, proyecto perteneciente a la asociación Vida Sana.

¿QUÉ CONDICIONES DEBEN CUMPLIR?

Actualmente se trabaja en un proyecto internacional que aglutine los certificados que se han sumado a este proyecto en uno solo que refleje los requisitos que se solicitarán para que una marca obtenga el certificado de cosmética ecológica y biológica. El proyecto se llama Cosmos-Standard (www.cosmos-standard.org).

Los requisitos que deben cumplir cualquier producto cosmético certificado como ecológico y “bio” son los siguientes: 

  • No contener en su formulación parafinas ni otros derivados del petróleo, siliconas, ni materias primas de origen animal, aunque se permite su utilización si se obtiene del animal vivo (miel, leche, etc…)
  • No contener colorantes sintéticos (químicos), ni perfumes.
  • La tecnología que se utiliza en la transformación de las materias primas deben ser lo menos agresiva posible.
  • No testado en animales
  • Utilización de packaging reciclable.

Aparte de estos requisitos mínimos imprescindibles en todo producto ecológico, cada certificado y organismo de control de cada país tiene sus propios requisitos. Aquí se pueden ver algunos de ellos.

LA CERTIFICACIÓN

Para confirmar la veracidad del origen orgánico de la cosmética ecológica, ésta debe llevar sellos y certificados oficiales que lo acredite. “En el mercado español, los cosméticos certificados por Ecocert Cosmebio son los más habituales”, según explican desde Ecoestética. En el mercado también existen muchos productos denominados naturales, que aunque no son ecológicos 100%, sí evitan ingredientes como los parabenos, propilenglicol, vaselina, aceites sintéticos, siliconas, filtros solares químicos y tensioactivos.

 Se puede reconocer un cosmético ecológico si tiene algún certificado de un organismo regulador que lo acredite como tal. Algunos de ellos son:

  • Ecocert, Cosmebio (Francia)
  • Soil Association (Reino unido)
  • Bioforum (Bélgica)
  • AIAB (Italia)
  • BDIH , Demeter (Alemania)
  • NATRUE
  • USDA (USA)
  • OFC (Australia)

GARANTÍAS DE LOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Según Asociación Vida SanaLos organismos de control aseguran el cumplimiento de la normativa europea en materia de producción ecológica agraria y ganadera, así como los certificados que la avalan.

En Europa, la legislación sobre clasificación de alimentos que cumplen con la normativa ecológica incluye y protege los términos “eco”, “ecológico”, “org”, “orgánico”, “bio” y “biológico”. En España, las comunidades autónomas tienen las competencias de control sobre producción y certificación ecológica, así como sobre la transacción comercial de los productos bio. De ahí la existencia de un segundo sello autonómico con el anagrama del organismo de calidad correspondiente y en el que se puede leer “Agricultura Ecológica”. Además, existen otros organismos privados de control que también proporcionan un aval de calidad biológica. En el etiquetado de los productos ecológicos aparece el nombre o código de la entidad que certifica la autenticidad del producto, que puede estar acompañado de diversos logotipos. 

El documento adjunto informa de los distintas certificaciones, organismos de control y avales que existen para la producción ecológica en la Unión Europea y en las Comunidades Autónomas Españolas.

* AVALES PARA LOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS -AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA

Asimismo, se puede consultar el Listado de autoridades y organismos de control de agricultura ecológica autorizados en España en la página web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

LA PIEL

Tenemos una barrera natural: la piel.  Es cierto que un pequeño porcentaje de las sustancias que aplicamos sobre la piel pueden ser absorbidas y llegar al torrente sanguíneo, este paso no es indiscriminado. Una de las funciones más importantes de la piel es hacer de barrera, es decir, impedir la entrada de agentes externos. No obstante, algunas sustancias sí logran atravesar la piel y esto depende, principalmente, de la integridad de la capa córnea -la parte más externa de la epidermis-, así como de las características concretas de la sustancia -como el peso molecular o su lipofilia-” 

La piel actúa como filtro y barrera de nuestro organismo, y que muchos productos químicos pasan esta barrera y se acumulan en el cuerpo. Las sustancias vegetales y biológicamente cultivadas que se utilizan estimulan la capacidad natural de la piel para recuperarse y no suponen una agresión para el frágil equilibrio de la epidermis. De allí la importancia de que un laboratorio se incline hacia esta nueva orientación.

LOS PARABENOS 

Una de las sustancias más conocidas y polémicas de la cosmética convencional son los parabenos. “Se utilizan como conservantes en los cosméticos y van en pequeñas cantidades, pero actúan como disruptores endocrinos, es decir, mimetizan la acción de nuestras hormonas ocupando su lugar y lo hacen en concentraciones infinitesimales. Así, aunque la cantidad en el cosmético sea muy pequeña, sí tiene una acción perjudicial en nuestra salud debido a la acumulación producida por el uso diario”, explican desde Ecoestetica.

Las parabenos se utilizan especialmente en la cosmética, pero también en la industria farmacológica y alimentaria. Existen cuatro ésteres que se emplean con mayor frecuencia: metil, etil, propil y butylparabeno. Y se están estudiando desde que en 2005 se publicó que podría estar implicados en el cáncer de mama, no obstante esto sigue sin demostrarse en estudios posteriores. Según un artículo publicado en el European Journal of Dermatology (2012 Nov-Dec), parece ser que los metil y losetilparabenos no tienen efectos hormonales en humanos si las concentraciones recomendadas son las correctas. Mientras que elpropel y butylparabeno está siendo estudiado para determinar si tiene o no efecto en la fertilidad masculina en varones expuestos durante la infancia. 

 LAS ALERGIAS Y LA PIEL SENSIBLE

Puede estar relacionado el uso de sustancias químicas en la cosmética convencional con las alergias en la piel o los casos de piel sensible?  Cada vez hay más personas con problemas de alergias en la piel, causadas por los perfumes, cremas etc, que desarrollan sensibilidad a cualquier tipo de producto químico. Estas personas normalmente reaccionan muy bien ante productos naturales de alta calidad como los cosméticos orgánicos.

Nuestra recomendación es que siempre que compréis un producto miréis el Inci del producto. Aquí adjuntamos una guía para identificar.

Y por último os preguntaréis…y dónde puedo comprar cosmetica Bio?

En el siguiente enlace encontrareis una gran variedad de productos ecológicos:

 Cosmetica Bio

portada ingredientes a evitarque nos dice la etiqueta de un productolistado ingredientes a evitar

Deja un comentario