MIEL DE MANUKA, CONSIDERADO EL SANTO GRIAL DE NUESTROS ANTEPASADOS, BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Médicos y científicos han publicado en reconocidas revistas, rigurosos artículos demostrando la acción eficaz de la miel de Manuka. La Manuka es un arbusto que crece en Nueva Zelanda. La miel de manuka se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional maorí por sus propiedades antisépticas y antibacterianas únicas naturales que la hacen capaz de luchar contra cualquier tipo de bacteria (Helicobacter Pylori, estafilococo áureo, etc). Un principio activo científicamente probado y garantizado con el sello IAA y clasificado por orden de su intensidad de concentración BIO.

¿Has oído hablar sobre la Miel de Manuka? Cada día más se escucha hablar a oír más sobre la famosa miel de manuka y os vamos a explicar el por qué.

Mientras que los informes de su eficacia recorren el mundo, los fabricantes de cosméticos ya se están subiendo a su increíble fama mediante la utilización de este recurso natural en sus productos estéticos.

La Miel de Manuka ha demostrado ser extremadamente eficaz en el tratamiento de afecciones de la piel como las quemaduras, eczemas, acné, infecciones por hongos, infecciones bacterianas, etc.

Además hidrata la piel de manera eficiente y la cura de infecciones. La miel de manuka posee la extraña habilidad de reparar la piel dañada y regenerar su crecimiento.

LAS PROPIEDADES DE LA MIEL DE MANUKA SON:

  • Como alimento proporciona un sabor único. Tiene propiedades antisépticas y antibacterianas excepcionales.
  • Lucha contra el estafilococo.
  • Lucha contra la bacteria Helicobacter Pylori, responsable de la úlcera de estómago y duodeno.
  • Tiene un espectro de acción muy amplio. Abarca bacterias, hongos y protozoarios, entre otros.
  • Es eficaz contra la gripe, la bronquitis, el asma y las quemaduras o picaduras de insectos.
  • Previene la gengivitis, la caries, los dolores de garganta.
  • Eficaz en el tratamiento de la hernia de hiato, las molestias estomacales, las infecciones, la cicatrización de heridas superficiales y profundas, las úlceras de piernas e infecciones bacteriales serias (ya sea por accidentes o por operaciones) y en sinusitis crónica.

¿COMO SE HACE?

En los Campos de Nueva Zelanda, que están libres de contaminación, la Manuka (Leptospermum-scoparium) crece como una planta salvaje.

Este arbusto indígena genera hermosas flores rosadas y blancas que contienen un néctar extraordinario utilizado por las abejas para producir miel.

Las abejas toman este néctar, lo trasladan hasta sus colmenas y les añaden enzimas, produciendo este tipo especial de miel que se ha convertido en una de las mercancías más deseadas de los últimos tiempos.

No son las abejas, si no, el néctar del arbusto manuka el que posee éstas notables propiedades curativas.

Deja un comentario