Alivia tus problemas de estrés y ansiedad con el Masaje Tibetano

Una terapia basada en la digitopuntura que trata los problemas de aire como la ansiedad y el estrés. Tiene sus orígenes en la medicina tibetana. Esta ciencia que cuenta con más de 2.500 años de antigüedad, se nutrió en su día de los conocimientos que sobre salud tenían otras civilizaciones, como la India,Nepalí, Persa, China, y Griega. Así el pueblo tibetano aprendió de éste amplio espectro cultural hasta elaborar un modo propio de entender y tratar la enfermedad. A esta concepción de la medicina fueron incorporados conceptos pertenecientes a estos pueblos y se modificaron otros. Este es el caso de la teoría del yin y el yang, que viene de la medicina china, que los tibetanos transformaron dando lugar a la idea de los tres humores: VIENTO, BILIS Y FLEMA, principio sobre el cual se basa toda su ciencia médica.

Así cuando se localiza un desorden de VIENTO, es porque existe un problema psicológico, una alteración funcional del sistema nervioso o circulatorio, del corazón ó bién del intestino grueso. Por su parte, un trastorno de BILIS se traduce, muchas veces, en una infección o inflamación de carácter general, ó bién específica de la vesícula biliar, el intestino delgado o los pulmones. Por último, un desorden de FLEMA estará alertando sobre una alteración crónica en el estómago, bazo o riñones.

Nuestra cultura nos condena a vivir rodeados de estrés, deseos frustrados, impaciencia… El masaje tibetano anti-estrés está especialmente formulado para ayudarte a recuperar la serenidad y la tranquilidad mental que tanto contribuyen a una auténtica felicidad.

Esta terapia consiste en hacer contacto con el dedo índice sobre los puntos de los meridianos del cuerpo relacionados con el aire, es decir, el movimiento. Con estas técnicas se trabaja el equilibrio para favorecer  la mejor sensación de relajación y bienestar con el fin de liberarse del malestar provocado por el estrés.

Los médicos Tibetanos fueron probablemente los primeros en diseñar el concepto de Medicina Holística o Medicina Integral (Cuerpo, mente, alma y ecosistema).
En el siglo VII D.C. la medicina Tibetana desarrolló todos sus esfuerzos dedicándose a la búsqueda y estudio de información de médicos de India, China, Nepal, Persia y Grecia. Yuthok Yanten Gompo, el viejo, integró en la medicina tibetana lo mejor de cada sistema terapéutico.

El masaje es una de las técnicas de apoyo al tratamiento de los desórdenes del humor viento (lumg). El masaje Tibetano es una combinación de técnicas de masaje Indias, del masaje de los luchadores Greco-árabes y China, junto con las propias de la cultura autóctona Bon-Pe, creando un sistema original de masaje tibetano.
Existen tres tipos de masaje : Cabeza · Digitopresión  y Masaje Energético.

LA ENERGÍA SEGÚN LA MEDICINA TIBETANA 

El ser humano está constituido por la unión de lo psicológico (facultades sensoriales y mentales) y lo biológico (los 3 humores y los 7 constituyentes).

Al ser el médico consciente de esta sutil relación, se dedica al estudio del poder de la mente sobre el cuerpo.

Por ejemplo: los ataques de rabia ayudan a crear un desequilibrio de la corriente nerviosa, originando condiciones patológicas en los propios nervios (ataques de nervios, temblores, etc.)

Según los textos anatómicos tibetanos hay tres vías vitales de energía en el cuerpo que controlan las funciones de los 3 humores. El canal central o del viento se asocia con el sistema nervioso, el canal blanco o de flema se asocia a la linfa y los líquidos del cuerpo y el canal rojo por donde circula la sangre y la bilis o fuego corporal.

EL MASAJE Y SU TÉCNICA. 

Como decíamos los textos anatómicos tibetanos indican que hay tres vías vitales de energía en el cuerpo que dirigen las funciones de los tres humores. El Canal derecho , el Canal izquierdo y el Canal central.

En el tratado explicatorio en el que están incluidas las secciones sobre anatomía y fisiología, estas tres vías energéticas son denominadas por sus nombres tántricos, esta referencia lleva a menudo a confusión. Solo los libros médicos posteriores al siglo XVI disocian las vías médicas de las tántricas. (“El espejo claro” de Thojwong Sonam Tashi, y el texto de Je Tson Kahua, explican la naturaleza de los caminos esotericos tantricos como algo distinto a los caminos médicos)

Je Tson Kahua afirma los siguiente:

“ El cerebro que se encuentra por encima del final de la extremidad superior del Canal Izquierdo, es como un gran océano y es la fuente que nutre todo el sistema nervioso. Y desde el cerebro como un tallo desciende este canal del fluido que es el canal principal de los nervios.”

Desde Naropa hasta Milarepa (el primer Buda viviente nacido en Tibet), han descrito técnicas esotéricas con las que han logrado llegar a los estados supremos de conocimiento pero que además han dado fuego a su cuerpo físico permitiéndoles ir sin ropa de abrigo en temperaturas extremas de bajo cero en los himalayas. Todas estas técnicas están basadas en los 3 canales principales, más el estudio de sus puntos de reunión o puntos focales, llamados Chakras (ruedas), Canal Izquierdo, Canal espina dorsal (sistema nervioso) o canal blanco del fluido de los nervios. (Llamado Lalana) Canal Derecho, vena cava o canal rojo, que nutre el cuerpo de sangre y alimenta los tejidos. (Llamado Lasana) Canal Central, arteria aorta o vaso rojo del viento, por el que fluye una parte pura de la conciencia. (Llamado Abadupti, pues es el viento sostenedor de la vida).

LA ENERGÍA DEL CUERPO 

La Luna está unida al viento sostenedor de la vida, así como el Sol y los cuerpos celestiales, creando un ciclo biológico natural en el cuerpo humano.

Los fluidos vitales llamados en tibetano Tiled (significa redondo, esférico), estos canales son los lugares por donde circulan los 5 vientos principales y los 5 secundarios que son los que tratamos al realizar el Masaje Tibetano de Cabeza. Estos fluidos vitales están constituidos por los fluidos de reproducción, por los procesos metabólicos, limpieza de la sangre y tejidos (eliminación de desechos, grasa, hueso…)

Según la hora del día y el día del mes lunar en el que nos encontremos nuestro ciclo biológico natural condensa el foco energético de purificación en un punto concreto del cuerpo, que no debe ser tocado durante el proceso de masaje, ya que podríamos alterar todo el ciclo biológico del cuerpo.

El ciclo energético masculino empieza en el canal izquierdo llegando a su máxima expresión energética en Luna llena, comenzando a descender el tiled blanco (izquierdo) y a aumentar el tiled rojo (canal derecho), en la mujer el ciclo energético es inverso, comienza subiendo la energía del canal derecho o tiled rojo, llegando a su máxima energía en luna llena, para descender desde ese momento dejando al tiled blanco llegar al pleno apogeo (canal izquierdo) en Luna nueva.

Hay un Tiled anual, mensual, estacional y diario.

COMO SE TRABAJA EL MASAJE TIBETANO 

Los canales del Viento (lumg) del cuerpo están en el sistema nervioso central y en el secundario; el sistema nervioso central es conocido como “El Canal Sustentador de la Vida”, y está unido y vinculado con todos los órganos mayores del cuerpo.

Hay canales nerviosos hasta la superficie de la piel, bajo la dermis y en los músculos relacionados con el sistema nervioso central.

Cuando un órgano interno, por ejemplo el intestino delgado, funciona mal, los nervios que conectan el órgano con la espina dorsal llevan los estímulos del sufrimiento a la vértebra n.º 15, que en el sistema tibetano es la 2ª vértebra lumbar.

La columna a su vez envía el estímulo a la superficie de la piel ya que esta es un órgano de viento; la piel especialmente la superficie alrededor del intestino y de la vértebra lumbar n.º 2, se vuelve seca, áspera o quebrada y pierde su color natural.

Cada uno de los 20 puntos que se encuentran sobre la columna, está vinculado a un órgano específico. Estudiando la región de la piel alrededor de ella puede obtenerse información acerca de la naturaleza del desorden y del órgano implicado. ·

Descripción de los puntos de la cabeza:

En los puntos marcados el gráfico P no deben aplicarse presiones fuertes directamente con los dedos, ni colocar agujas de acupuntura. Se utilizaran fricciones.

En medio de la cabeza : es la conexión del punto del corazón.

El punto central de la frente : es el punto del hígado.

En el occipital : los riñones.

En la coronilla ( justo en la fontanela ) : nos encontramos los pulmones.

Si contamos desde la corona 4 dedos (teniendo en cuenta que sean de la medida del paciente) nos encontramos el punto de : la glándula pituitaria.

2 dedos contando desde el punto del hígado hacia la derecha y 2 dedos hacia la izquierda son : los orificios nasales.

MASAJE DE CABEZA 
En el proceso embrionario, el cerebro es el primer órgano en formarse y la mente, el hogar de Peken es considerada metafóricamente un caballo y el viento o Lumg que reside en la cabeza, el jinete. Así que al realizar el masaje de cabeza, estamos equilibrando los Vientos de los sentidos y los de la conciencia. 

BENEFICIOS DEL MASAJE DE CABEZA 

En medicina Tibetana se utiliza para equilibrar los 5 vientos secundarios de los órganos de los sentidos y para mantener bien equilibrada y sujeta la conciencia. Relaja el sistema nervioso y elimina el cansancio causado por tensión mental y agotamiento.Aumenta la energía física y mental. Ayuda a mejorar la concentración en el estudio. Evita los síntomas asociados al estrés: cansancio, insomnio, angustia, vértigo, hipertensión, taquicardias, problemas en el estómago, etc. 

 

 

 

En Sleimy tenemos terapéutas profesionales, especialistas en el Masaje Tibetano

El precio de una sesión de 50 minutos son 50€

Puedes pedir más información en el 93 150 53 61 o info@sleimy.com

O en nuestro centro físico C/Torrent de L’olla 173 de Barcelona

Puedes consultar nuestra web www.sleimy.com

Deja un comentario