Alimentacion vegetariana: Consejos prácticos

La alimentación es uno de los aspectos más importantes que condicionan nuestra salud. Los alimentos que ingerimos son los responsables de que nuestro organismo disponga de todo lo que necesita para poder realizar correctamente todas sus funciones. No ingerir algún nutriente en las cantidades adecuadas puede tener serios problemas para la salud.

Existen distintos tipos de alimentación. Uno de los más conocidos es lo que se denomina alimentacion vegetariana. De forma general este tipo de alimentación aporta una serie de ventajas para el organismo como son un menor aporte de grasas saturadas y de colesterol, un mayor aporte de hidratos de carbono y de fibra o un mayor aporte de ácidos grasos omega 6 y antioxidantes. En general una dieta vegetariana supone un menor aporte de calorías para el cuerpo.

El problema fundamental que puede surgir cuando se suprime el consumo de carne en la dieta es que existen ciertos nutrientes esenciales que se obtienen normalmente de productos animales. La no ingesta de estos nutrientes puede conllevar ciertos problemas de salud. Cuando se decide seguir una alimentacion vegetariana es necesario suplir la deficiencia de dichos nutrientes mediante el consumo de otro tipo de alimentos vegetales.

Así, por ejemplo, los productos vegetales producen un aporte de hierro mucho menor que los productos animales. Por ello para ayudar a una mejor fijación y aprovechamiento de este nutriente es recomendable consumir productos con alto contenido en vitamina C, sustancia que ayuda a la absorción de hierro.

Para alcanzar la ingesta de calcio correcta cuando se sigue una alimentacion vegetariana es necesario consumir alimentos calcio-fortificados, es decir, con un aporte extra de calcio. Este es el caso de la leche de soja, leche de arroz enriquecida, cereales, barritas de cereales enriquecida en calcio, etc. La vitamina D es una sustancia que ayuda a la absorción de calcio, por lo que resulta muy recomendable el consumo de productos ricos en esta vitamina para ayudar a obtener el nivel adecuado de calcio en la dieta.

Otro nutriente que se obtiene de productos animales es la vitamina B12. Para obtener este nutriente en una dieta exenta de productos de origen animal es recomendable ingerir leche de vaca, huevos, copos de levadura nutricional, leche de soja fortificada o cereales fortificados.

Del mismo modo la alimentacion vegetariana suele ser pobre en yodo. Para suplir esta deficiencia es necesario emplear sal enriquecida en yodo o ingerir algas que son una fuente excelente de este nutriente.

Seguir una dieta sana y equilibrada exenta de productos de origen animal es sencillo, simplemente incluyendo productos que suplan las posibles deficiencias que este tipo de alimentación presente.

Deja un comentario