El peeling y los beneficios para el cuidado de la piel

En nuestro post de hoy vamos hablar de la importancia de realizarse peelings tanto facial como corporal para el cuidado de la piel ademas de explicar porque realizarlo y sus beneficios.

Dentro de los tratamientos corporales, el peeling o exfoliación se ha revelado como uno de los más importantes a la hora de tratar nuestra piel y mantenerla joven y tersa.

El objetivo del peeling es, ante todo, purificar y oxigenar la piel. Se eliminan las células muertas realizando una descamación superficial, y así, la piel recibirá mejor los principios activos y los tratamientos serán más efectivos.

Es debido a esta ralentización del proceso de renovación y la posible presencia de otras lesiones asociadas como lentigos (manchas del sol), cicatrices o rojeces, lo que convierte el peeling en un buen arma para combatirlo.

Siempre hay que tener en cuenta, que para elegir un peeling tenemos que hacernos uno que sea adecuado a nuestro tipo de piel a las lesiones que puedan existir y las enfermedades de base de cada persona ya que todo influye para realizar el peeling o cualquier tratamiento estético.
Nosotros nos vamos a centrar más en peeling naturales que no sean agresivos a la piel y a nuestra salud ya que como hemos explicado en otras ocasiones a la hora de escoger un producto hay que tener en cuenta que la toxicidad en los productos de belleza ha aumentado, para hacerlos más cremosos, olorosos y suaves que al colocarlos en tu piel o en cualquier parte del cuerpo, se piensa que son excelentes, lo que la mayoría ignora que más o menos el 65% de estas sustancias son absorbidas directamente, por el torrente sanguíneo, causando grandes problemas de salud, por eso elegir peelings naturales y ecológicos es la mejor opción para nuestra piel y nuestra salud.

¿Cuales son los beneficios del peeling corporal y facial?

  1. Rejuvenecimiento.
  2. Aclaración de la piel.
  3. Cierre de poros.
  4. Luminosidad
  5. Disminución o desaparición de cuadros acnéicos.
  6. Tersura en la piel.
  7. Disminución o eliminación de queloides, arrugas, cicatrices y manchas.
  8. Reactivación del ciclo de recambio celular dérmico y epidérmico.
  9. Hidratación.
  10. Disminución del grosor de la capa córnea.
  11. Reactivación del proceso circulatorio.
  12. Reestructuración de las fibras colágenas y elásticas para lograr el efecto “lifting”.

Dependiendo del caso, se decidirá la frecuencia con que se realizarán los peelings corporales y faciales. Si se efectúa un mantenimiento de rejuvenecimiento de rostro lo ideal es cada 3 a 6 meses, a partir de los 30 años.

Si quieres realizar algún peeling en el siguiente enlace tienes toda la información que necesitas.

Peeling corporal y facial. 

 

 

Deja un comentario